viernes, 29 de julio de 2011

A MIS AMIGOS

He conocido en todo este tiempo, situaciones valiosas, cosas valiosas y personas valiosas, ya no tanto basadas en dichos de otros, si no en  momentos personales, que  me han permitido resaltar el valor de una amistad, la fidelidad y la dulzura que representa tener una persona con la que cuentes en todo tiempo, puedo decir que son pocos los que a mi parecer han merecido tan distingo, pero, ha sido precisamente el tiempo mismo el que ha objetado para que los tenga en cuenta en muchas decisiones de vida, momentos de risas, lagrimas, tristezas, rabias y dudas, nos han unido en un mismo sentir y quizás con el firme deseo que en la eternidad estemos juntos.
Un abrazo a todos aquellos los que consideren estar en este círculo gracias por su sinceridad y afecto sin precio.

PENSAMIENTO LIBRE

En medio de tanto intercambio de información a la que en ocasiones somos sometidos, podemos correr el riesgo de llegar a una confusión de criterios y doctrinas, que quizás nos hagan débiles frente al don de palabra que muchos hoy en día poseen, quizás para llevarse nuestras pertenencias, adjudicando que son mandatos divinos donde ni ellos mismos son capaces de soltar de corazón y si lo hacen como muestra de ejemplo para que otros lo hagan y los alaben no contando que eso mismo que él da, luego sera sacado para su sueldo, criterios como estos,que fácilmente nos pueden dar argumentos para ver la humildad utópica de la que muchos hablan, que cuentan con mejores comodidades que las que quizás 100 feligreses juntos no las tendrían, un solo siervo las tiene, no quiero sonar señalador con lo presente, pero realmente el sistema religioso, nos ha quitado la libertad que Cristo vino a traer, muchos hablan de conocer a Jesús pero con actitudes como estas niegan ver en los ojos de Jesús el amor por el prójimo de dar aun mas de lo que nos piden, porque está bien que la Iglesia no sea tomada como casa de beneficencia, pero si ayudar a que los miembros tengan una comodidad de hechos y no de palabras.